La quema de brujas empieza. ¿A quién señalar ahora?

He visto y revisado varias posturas el respecto acerca de los sucesos en Q.Roo. Varias de ellas dotan como “bruja” al consumidor, otros dedos señalan al gobierno, pero veo que ninguno de ellos señala al dedo exacto que jaló el gatillo. “Pelón” “Taliban” “Sicario”. Yo personalmente veo gran distancia entre el dedo que enciende un encendedor para prender el gallo a el dedo que detona el balazo.

El verdadero criminal entre la señaladera es aquel que señaló con la pistola en el caso del Blue Parrot, en el caso de la Fiscalía, en el caso del aula del salón de clases en Monterrey. Y el caso puede ser tan diverso a la hora de apuntar que tomaré los tres eventos como un caso aislado distinto, como debe de ser.

El más sencillo de ellos, Monterrey, parece ser el hijo bastardo de la locura de los EE.UU. El síntoma, parecido. Las causas detrás del cañón: ¿Psicosis? ¿Desesperación?. No todos los seres humanos pueden jugar el papel en un escenario microyihadista, pero algo dentro de éste asesino le hizo explotar externamente de una manera tan extrema que termina por reventarse un balazo a si mismo.

En el caso conexo, aquel del crimen organizado, se presenta como novedad cuando ya habían antecedentes en Mandala y Daddy’O. Y esa forma de asociación no es nueva: acaso no recuerdan los líderes sindicales en NY, las estafas, la prohibición del alcohol. Ninguno de los sujetos que jalaron el gatillo lo hicieron porque defienden la causa de las drogas. Las drogas defienden su causa por si mismas. Los que jalaron el gatillo defienden causas originarias del mismo ser humano: la insaciable sed de poder. Y es el gatillo que se jala dentro y fuera de un edificio de gobierno, delante o detrás de la mesa. La herramienta fuerte de intercesión es el dinero. Pero no podemos culpar al dinero, pues por si mismo tampoco hace daño. La culpa está en las almas blandas que venden el bienestar de una comunidad por la obtención del dinero fácil. Y mientras sigan vendiendo almas por dinero, la comunidad seguirá recibiendo fuertes golpes.

Ahora es mi turno de señalar y señalo a los esquemas viciosos que se prestan a éste tipo de problemas:
-Las comunidades inconexas ven en el crimen organizado una manera de obtener recursos para desarrollar. (Culpa de la centralización de la industria y del vago esfuerzo por conectar con pequeñas poblaciones).
-El trabajo se mide en cuestiones de dinero y no en cuestiones de producción del bienestar. (Culpa de la forma de educación y de los desaciertos culturales históricos).
-El deseo de propiedad. (Culpa del aislamiento tecnológico y del desapego social que se ha generado).
-El deseo de dominación. (Culpa del desequilibrio social y de los complejos humanos) Para esto inventaron los deportes, juegos de estrategia u otros mecanismos de competencia sana.

El que compra financia, pero todos aquellos que se resisten a cambiar las formas de interacción social también son perpetradores de la brecha ideológica que separa y aisla en vez de adaptar las diferencias culturales para enriquecer las formas productivas de un país que tiene millones de cosas que ofrecer antes que la violencia y corrupción. Sean prudentes y no señalen sin reflexionar por completo causa/origen de un problema tan grande. Yo te respeto al ser humano. No taches al que baila y sonríe, por más que recurra a estímulos consumibles para hacerlo, mejor juntos los que consumen y los que no, lleguemos a un acuerdo para liberar al país de la violencia y corrupción. Así despertaremos todos alguna mañana con el sentimiento de alivio e integridad por haber dejado todos nuestros secretos volar en libertad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s